viernes, 8 de enero de 2010

Más de treinta años con Garfield

Empieza el 2010 y desde conQdecaja hemos puesto todos nuestros mejores deseos para el nuevo año en la copa del árbol. Los Reyes nos han dejado este año una claqueta para que sigamos contando "3, 2, 1 aaaccccción" y actualizando el blog.

Y volviendo a la cultura, el tema de hoy es Garfield. El gato gordo que desde hace más de treinta años ocupa el último faldón de la contraportada del periódico. Garfield era un familiar más que llegaba del cole a casa con nosotros. Compras el pan y el periódico en la panadería. Pellizcas el pico de la barra, quema. Te comes el pan mientras vuelves el periódico para leer la viñeta de Garfield. ¿Una costumbre? No, una experiencia.

Por cómo a evolucionado el personaje a lo largo de los años, volviéndose cada vez más humano, y por la imaginación interminable de su creador (Jim Davis), esta tira cómica se merece el reconocimiento que este año muchas editoriales le han otorgado. Kraken o Planeta de Agostini publicaron libros y recopilatorios de Garfield, que seguramente habrán sido un éxito de ventas navideño.

Garfield ha sufrido un cambio parecido al "Curioso caso de Benjamin Button", ya que con los años se ha ido estilizando. Además de haber encontrado el elixir de la eterna juventud, el protagonista de Davis ha conquistado más de 60 países con una serie de TV, dos películas y el merchandaising. Y es que nos parecemos más al gato gordo y naranja de lo que creemos: odia los lunes, le preocupa el paso del tiempo y enfrentarse a la báscula; le encanta dormir, la lasaña, y molestar a Jon y Oddie.


--- Entradas relacionadas ---

2 comentarios:

Sergio García Ruiz dijo...

No concibo cada día sin este gato. Es sencillamente genial. Todos los años tengo un calendario suyo que cada día me hace esbozar una sonrisa y, las mejores, hacen que me parta de risa.

Enhorabuena por este blog cultural, no he visto otro igual, lo sigo siempre!!

periodistaenbabia dijo...

Me encanta Garfield, tanto en cómic como en su versión animada. Y aun no he visto las películas...
Y sobre todo odio los lunes! jajaj

Un abrazo.