jueves, 7 de mayo de 2009

"Woody Penélope Barcelona" __________________

Woody Allen, el director de obras como “Annie Hall”, “Hannah y sus hermanas” o “Match Point”, cambia de profesión para dedicarse a la elaboración de guías turísticas. “Vicky Cristina Barcelona”, la última película del polifacético artista, aborda las diferentes concepciones de las relaciones amorosas, sobre la Barcelona más encantadora. Una ciudad que debiera ser decorado de fondo pero que se adelanta a primer plano para convertirse en un protagonista paralelo. Sin duda, la consejería de Turismo catalana debe haber incluido la película del realizador americano en su dossier de prensa.

Vicky (Rebecca Hall) viaja a Barcelona junto a su amiga Cristina (Scarlett Johansson) para terminar su tesis en Identidad Catalana. Dos jóvenes americanas con concepciones completamente opuestas del amor. Allí conocen a Juan Antonio (Javier Barden), un pintor descarado que les invita a pasar un fin de semana en Oviedo. Las tensiones sexuales y amorosas que giran entorno a estos tres personajes se acrecientan con la aparición de la temperamental Maria Elena (Penélope Cruz), la ex mujer de Juan Antonio.

Una trama romántica que carece de los sutiles toques de humor a los el público de Woody Allen están acostumbrados. Una película que será recordada, no por ser un brillante en la filmografía del director, sino por la excepcional actuación de Penélope Cruz. María Elena sobresale entre el resto del reparto por la excentricidad y el ritmo que aporta al filme. Su aparición a mitad de “Vicky Cristina Barcelona” marca el antes y el después de
la obra. Un personaje almodovariano en el que Penélope se siente como en casa.

“Vicky Cristina Barcelona” es un helado ligero bajo en calorías: Barcelona, es la vainilla; Woody, la galleta, y el sirope de chocolate lo pone Penélope. Un capricho de fácil digestión para el domingo por la tarde.

3 comentarios:

Marta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Marta dijo...

Un helado tan anodino que yo me lo tomé en dos tandas, no me enganchó nada de nada...

Almudena Lumeras dijo...

La verdad es que no se puede decir que la peli sea una obra maestra pero entretenida está no? Es cierto lo de María Elena, un personaje a la Almodóvar claramente, Woody tiene envidia de nuestro Pedro???le quiere copiar? :D. para cuando será el próximo helado de Woody Allen?quiero ya