martes, 27 de septiembre de 2011

Historias mínimas: Inelástico


La imaginaba cada segundo del día.
La recordaba de espaldas sirviendo café,
la soñaba en la penumbra de la casa.
Rodeaba su espalda y hundía la nariz en su cuello, 
la agarraba de la cintura.
Y los niños reían del jardinero loco 
que abrazaba el aire con sus guantes de goma.

1 comentario:

Marya J. dijo...

¡Hola!
Me ha gustado tu blog, la verdad, y querría que me conocieras.
Soy una escritora de tres libros, así que mi blog se centra en las letras.

Si te interesa la escritura, la poesía y los ensayos, más que otras banalidades que hoy día se valoran...
si no tienes tabúes que te restrinjan, y prefieres decir lo que piensas...
si quieres saber sobre el proceso de creación de libros de una autora de dos publicaciones y así sus cambios hasta la locura...

échale un vistazo a mi blog,
y si te gusta, que nadie te calle, ¡síguelo!
http://librosy3.blogspot.com

O sígueme en Facebook:
facebook.com/maryajulyadelcampo