domingo, 14 de diciembre de 2008

El compositor que nunca escuchó su mejor obra


Existen millones de canciones, tantas que no podremos jamás escucharlas todas. Pero cada etapa de la vida puede recordarse con una o dos canciones. Y es que somos tan peliculeros que rememoramos los momentos bonitos con un travelling, cámara lenta y música tapando el ruido de fondo. Pero, por encima de los momentos puntuales, ¿cuál es la banda sonora de tu vida?

Mi canción es El Moldava (Vltava). Un poema sinfónico que aparece dentro de la obra Mi patria, de Bedrich Smetana. La mejor obra de éste compositor checo y que, sin embargo, él nunca llegó a escuchar. Se quedó sordo cinco años antes.

Para escucharla pincha aquí

2 comentarios:

SeRgI dijo...

Me parece increíble componer esa obra estando sordo. Imagino que la escucharía en su interior y se sentiría orgulloso de ella. Existen numerosos casos de músicos prodigio cuando les falta un sentido. ¿Se vuelven mejores? ¿O su afán de superación les hace tales? Un gran ejemplo es el mágico Andrea Bocelli. Te recomiendo que lo escuches, aunque supongo que ya lo habrás hecho. "Con te partirò", sin marta sánchez, es decir, la versión que cantal él sólo, todavía me pone los pelos de punta.

Periko dijo...

Otro sorduno con categoría. Aunque el sorduno por excelencia es Ludwig, lo siento, tenía demasiada potencia.